Somos curiosas por naturaleza y eso nos hace crecer y ser mejores profesionales, estar en contacto con las personas y el mundo que nos rodea, inmersas en un proceso de aprendizaje constante en el que nunca perdemos las ganas.

Nos gusta escuchar y entender a las personas para conseguir dar forma a espacios en los que se sientan ellas mismas, desde un punto de vista sincero, honesto y profesional. Ayudamos a marcas a hacer su entorno más atractivo y dinámico, haciendo que el espacio en el que desarrollan su actividad represente sus valores, logrando atraer así a más clientes. Para conseguirlo probamos diferentes caminos hasta que sentimos que todo encaja, que todo está en equilibrio.

Clap es una suma de todo eso, una suma de lo que somos. Es entender la arquitectura y el interiorismo de forma genuina, buscando siempre soluciones creativas pero coherentes, porque cuando ambas cosas están en consonancia es cuando sentimos que todo funciona, es cuando nos damos cuenta de que cada paso del proceso nos ha llevado al siguiente escalón hasta que finalmente todo adquiere la forma idónea.

Nos apasiona nuestro trabajo, por eso, nos tomamos cada proyecto como un nuevo compromiso y también como un nuevo reto con el que disfrutar del proceso y del resultado. No nos asustan los desafíos, nos motiva trabajar para sacar lo mejor de cada espacio, incluso buscando convertir los defectos en virtudes. Siempre intentamos crear cosas nuevas, diferentes y que sorprendan, porque nos gusta sentir que hemos conseguido plasmar la personalidad de las marcas, llevándolas un paso más allá, así como sentir que hemos ayudado a convertir una vivienda en un hogar.